A Disclosure lo conocí en 2012, como muchos otros, con Latch, una canción que no solo catapultó al dúo conformado por los hermanos Lawrance, sino que también sirvió de plataforma para dar a conocer a Sam Smith, y que lanzara posteriormente el increíble In the lonely hour.

Mi gusto se consagró con Settle y se re confirmó con Caracal, su más reciente álbum. Por esa razón, los estuve esperando por mucho tiempo en Colombia para verlos tocar en vivo. Aunque la presentación del pasado 16 de septiembre me dejó con un sin sabor, por lo corto y lo temprano que terminó, pero sobre todo, por dejar algún par de canciones que moría por escuchar, el día de hoy recopilo las cinco canciones que más me gustan de Disclosure. De paso, me quito la espinita de no escuchar una canción que me resultaba necesaria escuchar.

5. Magnets (Featuring Lorde)

Cuando la escuché por primera vez, le dije algo así a @Autocensurado: “creo que prefiero a Lorde cantando medio dormida, algo más pseudo emo, ultrahipster”. Este y otro ejemplo que tengo me hizo después querer amarrarme la lengua y no volver a criticar una canción luego de escucharla varias veces. La canción se unió a mi hitlist diario y en su concierto terminé gritando cuando sonaron los primeros beats y cantándola de pe a pa.

Conclusión para mi: calle la jeta y mejor escucho una canción al menos un par de veces más antes de despreciarla.

4. Jaded

Me gusta escucharlos cantar solitos sin artista invitado ¿Qué se le va a hacer? Una canción para decir “me mamé” y rumbearse el importaculismo. Jaded fue amor a primer sonido desde un principio. La letra es excelsa y el ritmo te invita si o si a moverte. Era algo de esperarse, hasta la más suave de las canciones de Disclosure invitan a mover el cuerpo.

3. White Noise (Featuring Aluna George)

Aluna George kills it! ¿Alguna vez podré verlos en vivo? Esta canción es en definitiva un derroche de energía. Por eso es la canción perfecta para abrir lo que sea: una premiación, un homenaje, mi cumpleaños, una primera comunión (ok, esta no), o un concierto, tal y como lo hicieron en Bogotá.

Disclosure le haría un favor al mundo si vuelven a colaborar con Aluna George.

2. Help me lose my mind (Featuring London Grammar)

Olvidar incluirlo en el setlist. Really Disclosure? Are you kidding me? En serio que la ausencia de esta (entre algunas más) en el concierto me dejó, como diría un querido tío mío, “mamando”. Excelsa por donde se le mire, transporta, te diluye y te reconstruye. No es crédito solo de Disclosure, la voz de Hannah Reid tiene tremenda capacidad de transmitir.

Creo que más de uno, sea por esta o por otras, se sintió un poco huerfan@ al salir del concierto. Si se vuelven a dar una vueltica por acá, ojalá si la toquen.

Extra: Nocturnal (Featuring The Weekend)

Es The Weekend. ¿Debo dar alguna otra razón?

1. Latch (Featuring Sam Smith)

De esas canciones con las cuales uno quisiera escuchar mientras folla con alguien especial. Aunque sería mala idea si las cosas terminan mal y terminas odiando la canción. Volviendo al tema, esta canción es hasta ahora la mejor canción de Disclosure, al menos para mi. Es el “amor a primer sonido” que me enganchó con el grupo y con Sam Smith a la vez, tiene una letra que está al borde de lo meloso, pero que por su musicalización no logra serlo, y de esos himnos que quieres cantar tan fuerte como el cuerpo lo permita.

Y definitivamente, a modo de anécdota, es la canción perfecta para bailar con alguien que te guste y sentirse incómodo, por aquello de no saber si dar el beso o no. ¿Fui solo yo? Bueno, ahí les cuento.

¿Volverá Disclosure? Si viene, que sea con algo más que visuales. Con un setlist completo.

Deja un comentario