El Black Hat SEO se refiere a todas esas prácticas utilizadas para mejorar el posicionamiento web que van en contravía de las políticas de los buscadores. Es decir que, en cierto modo estas prácticas son deshonestas, ya que utiliza prácticas que pueden dar una aparente ventaja a quienes trabajan bajo los términos y condiciones de los buscadores.

Sin embargo, estas prácticas aunque presentan una aparente ventaja, si puede traer como consecuencia que los buscadores penalicen tu sitio web y por lo tanto ni te puedas posicionar ni puedas ser considerado por otros sitios web para hacer backlinks.

Si quieres saber cuáles son esas prácticas de Black Hat SEO que no debes hacer, a continuación mencionaré las más importantes.

Prácticas que debes evitar a toda costa

Sobre optimización del contenido

sobre optimización Black Hat SEO

Imagen: Yoast!

Optimizar el contenido es importante el SEO y positivo si se hace de una forma natural, sin embargo es absolutamente negativo si tratamos de engañar a los buscadores.

Las prácticas más comunes de sobre optimización son:

Keyword Stuffing

Esta técnica de Black Hat SEO consiste en sobre optimizar el contenido agregando la palabra clave la mayor de cantidad de veces posible incluso sacrificando la calidad del contenido. De esta forma, se pretende manipular el algoritmo de los buscadores mediante el aumento de la densidad de la palabra clave.

Para evitar caer en esta práctica, lo recomendable es mantener una densidad de palabra clave inferior al 2%, usar sinónimos y redactar los textos con la mayor naturalidad posible.

Sobre optimizar la descripción alt de las imágenes

Si bien es importante agregar descripciones alt a las imágenes, abusar de este recurso resulta contraproducente, especialmente si agregamos la palabra clave en cada imagen forzosamente sin considerar el contexto de la misma.

Hay que considerar que las imágenes están ahí para enriquecer el contenido para el usuario, por lo que estas tienen una razón de ser.

Incluir textos enlazados comerciales en páginas internas

Una práctica muy común que muchos cometen sin darse cuenta. Se trata de incluir texto comercial con enlaces a productos que ofreces. Si bien no está del todo mal hacerlo, lo que realmente afecta es la forma en como los anuncias.

Es por ello que si vas a mencionar un producto o servicio, lo ideal es hacerlo de forma natural y que se sienta lo menos comercial posible.

Usar palabras clave irrelevantes

Una estrategia de contenidos SEO tiene como base las palabras clave que son importantes para los objetivos del sitio web. Por lo tanto siempre debe enfocarse en palabras clave que estén relacionados con tu nicho y tengan relevancia.

Lo opuesto sería sobre optimizar, es decir abarcar temas que no tienen que ver con tu nicho o que si bien están relacionados, no son el núcleo de la temática de tu sitio web. Todo esto con el objetivo de mejorar el CTR y el posicionamiento, aunque al final esta mala práctica terminará afectando ambas métricas.

Saturar el contenido de enlaces

Los enlaces internos y externos son positivos si no se abusa de ellos. Pero si pones demasiados, los buscadores lo tomarán como una sobre optimización y prácticamente entenderá que tu sitio web no es más que un directorio de enlaces.

Agregar texto y enlaces ocultos

Debo admitir que al inicio de mi carrera esta fue una «brillante» idea que tuve. Desde luego entendí después que esta práctica no era positiva y nunca la llevé a cabo.

Se trata de sobre optimizar agregando texto y enlaces ocultos, ya sea usando el CSS, agregando texto del mismo color del fondo, usando un tamaño de fuente muy pequeño o agregando enlaces a un solo caracter.

Usar incorrectamente los encabezados

Agregar varios H1 en un texto cuando en teoría solo se es permitido uno solo por página, usar incorrectamente las jerarquías de los títulos (H1, H2, H3, H4, H5 y H6) y agregar la palabra clave forzadamente en cada título es considerado una sobre optimización.

Engañar a través del contenido

Ahora entramos en otro terreno del SEO. El contenido, que en teoría debería brillar por su relevancia al usuario, también es objetivo en el black hat SEO.

En este caso lo que se intenta es engañar tanto al usuario como a los buscadores. Estas son algunas prácticas.

Contenido plagiado

No está mal basarse en contenido de otros sitios web y es de hecho una buena práctica si enlazamos la fuente (si es confiable). El problema es que copies al pie de la letra el contenido, e incluso si es un párrafo.

Para evitar esta práctica, parrafrasea o pon la cita textual con sus respectivas fuentes.

Automatización de contenido

Esto se refiere al uso de plugins u otros programas para generar contenido automáticamente sin hacer mayor esfuerzo al respecto. Y es que aunque suene tentador crear contenido sin hacer mucho, lo cierto es que este no estará pensado en el usuario pero si en los buscadores y estos se darán cuenta tarde o temprano.

Posicionar y luego cambiar el contenido

De todas las técnicas, esta es la que considero la más deshonesta de Black Hat SEO. Se trata de posicionar una página con una palabra clave y una vez logrado un resultado, cambiar el texto para ofrecer otro tipo de información.

Esta práctica desde luego es muy fácil de detectar por los bots de los buscadores, por lo que si lo haces la penalización será inminente.

Hacer contenido similar para evitar duplicados

Suele pasar que a veces encontramos contenido nuevo sobre un tema ya abordado. Lo correcto sería actualizar ese contenido con lo nuevo, algo que es bien visto por los buscadores. Sin embargo muchos caen en la práctica de Black Hat SEO de hacer un nuevo artículo sobre lo mismo haciendo una reescritura (de forma automática o manual) para que no se sienta similar.

Evita hacer esto y mejor fortalece esos artículos que sientes obsoletos agregando nueva información. Esto ayudará al posicionamiento.

Cloaking

Esta práctica de Black Hat SEO es una de las más deshonestas. Se trata de crear dos contenidos: uno escrito para buscadores y la segunda para los usuarios.

El cloaking está en contravía de los términos de uso de Google por pretender engañar el algoritmo del buscador, es una falta grave y puede poner el riesgo de ser penalizado.

Clickbait

Una práctica muy común que pone a rabiar a más de un usuario. Se trata de ofrecer contenido atractivo mediante el título y meta descripción para tentar al usuario a dar clic.

Generalmente esta práctica se usa en sitios que dependen de los ingresos por clic a publicidad, y aunque en un principio puede ser efectivo, después afectará el CTR y perderás el terreno ganado.

Uso incorrecto de backlinking

Estas prácticas son aquellas que hacen uso del backlinking de formas poco apropiadas o deshonestas. A continuación puedes conocer las prácticas más comunes que debes evitar de Black Hat SEO relacionadas con los enlaces.

Redes interconectadas de enlaces

Se trata de tener varios sitios web interconectados mediante enlaces, formando una red. Es una práctica bastante antigua que data de antes de Google, y hoy en día está muy mal vista.

Como todo en SEO, lo recomendable es que los enlaces sean lo más naturales posibles y no se sientan forzados.

Guest posts irrelevantes

Son aquellas solicitudes de guest posts que buscan publicar sus enlaces en tu sitio web. Si bien no está mal hacerlo de vez en cuando, el problema radica en que ese enlace que pondrás en tu sitio web puede contener información poco relevante para tus usuarios, una mala experiencia de usuario u otros inconvenientes que afectan el SEO.

Recuerda que los enlaces que pones en tu sitio web deben ser de calidad, por lo que pones alguno tóxico va afectar tu ranking.

Spam en comentarios de blogs

Si te dijeron que es buena idea hacer comentarios con enlaces a sitio web en otros, déjame decirte que esta práctica de Black Hat SEO es muy nociva que puede ganarte una penalización.

Esta práctica es muy común en sitios web basados en WordPress, y lo recomendable es no hacerla ni tampoco permitir que tus comentarios se llenen de información irrelevante y nociva como esta.

Directorios de enlaces

Existen sitios web creados exclusivamente para poner enlaces como si de un directorio se tratara. Que tu enlace esté ahí es muy negativo, teniendo en cuenta que una buena práctica de SEO es que una página no debe exagerar en la cantidad de enlaces que se ponen.

Muchas veces nuestros enlaces pueden aparecer en esos directorios forzadamente, por lo que si detectas que esto sucede, debes pedir que te den de baja de ahí o pedirle a Google desestimar ese backlink a través de Search Console.

Compra de enlaces

La base del SEO es ser lo más natural posible, y la compra y venta de enlaces no lo es tanto. Por eso si los bots detectan que los backlinks no provienen de una forma más natural sino que son resultado de una transacción comercial, el ranking puede verse afectado e incluso reducirá la cantidad de visitas considerablemente.

Malas prácticas en SERP

Se trata de todas esas prácticas que buscan engañar a usuarios y buscadores a través de los resultados. Entre las prácticas más comunes se encuentran:

Google bombing: una forma de manipular los resultados de forma artificial.

Resultados enriquecidos falsos: Crear marcaciones schema incorrrectas o que sean clickbait.

Solicitudes automáticas: El uso de software para inflar la cantidad de visitas. Si usas esta práctica, Google terminará desincentivando al usuario con un mensaje informando que detectó esta práctica y por esa razón el sitio web no está disponible.

Sitios web falsos o corruptos

Son sitios web con prácticas que buscan engañar generando duplicados del mismo, creando sitios web con urls similares a otros sitios web para aprovechar su tráfico (en muchos casos cambiándole una letra para aprovechar un error al escribir el dominio),

Formas deshonestas de ganar dinero con el contenido

Prácticas como registrar dominios similares a una marca para generar ingresos o agregar funcionalidades como pop-ups, scripts o imágenes que referencien a otros sitios y que generen comisiones por las ventas que se reciban.

SEO negativo, prácticas para afectar la competencia y otras prácticas viciosas

Son todas aquellas prácticas que buscan afectar a la competencia. Una de las más conocidas es la de reportar un sitio web por una práctica de Black Hat SEO que vaya en contra de las políticas del buscador, siendo estos reportes falsos. Si Google detecta que se busca hacer SEO negativo con la competencia, la penalización iría para el que hizo el reporte, así que hay que tener mucho cuidado al hacer reportes.

Otra práctica negativa es crear pings en otros blogs a modo de spam para atraer visitantes (similar al spam en comentarios), al igual que el spam de enlaces en redes sociales y hacer spam haciendo referencias mediante acortadores u otros servicios como Adfly (aunque esto solo afecta las estadísticas del sitio con tráfico falso).

Nada mejor que un SEO honesto

En SEO la naturalidad y el esfuerzo real nos trae buenos resultados. Por eso es importante conocer todas estas prácticas descritas para evitar caer en facilismos y al final perder todo lo que hemos logrado.

Así que lo importante es mantenernos en prácticas de SEO White Hat para lograr posicionar nuestra web y lograr un trabajo que se mantenga en el tiempo y que no nos expulse de la indexación en los buscadores, un daño que puede afectar tu sitio web de una forma irremediable.

Agradezco a CognitiveSEO, quienes publicaron un artículo muy completo sobre este tema y con el cual pude complementar la información que acabas de leer.

Cristian Vanegas

Cristian Vanegas

Comunicador social egresado de la Universidad del Cauca, especialista en Comunicación Multimedia de la Universidad Sergio Arboleda. Social Media Manager, Estratega SEO y Realizador Audiovisual.

Deja un comentario