La carga diferida o lazy loading es una forma de que aquellos elementos de una página no tan esenciales carguen tardíamente. Es un método para mejorar la velocidad de carga, ya que esto permite que el usuario acceda a la primera información visible de forma rápida, dejando que los otros elementos carguen después.

Y es que al implementar lazy loading se puede lograr una mejor experiencia de usuario, ya que este podrá obtener la información principal de una forma más rápida e impactará positivamente en los buscadores, ya que reduce el peso del sitio web y por lo tanto reducirá la velocidad.

Si tenemos en cuenta que para los buscadores la velocidad de carga es esencial para el posicionamiento de los sitios web, esta función resulta algo necesario en nuestras estrategias de optimización SEO.

Cómo funciona la carga diferida de contenido

Básicamente lo que hacemos al activar el lazy loading es pedirle al navegador que cree la web DOM, omitiendo la precarga de imágenes y videos.

El usuario podrá ver una primera impresión del sitio web, y todos los elementos multimedia se empezarán a cargar en el momento adecuado a media que este se desplace por el contenido.

¿Qué ventajas tiene la carga diferida?

  • Mejora notoriamente la velocidad de carga, permitiendo que el usuario acceda al contenido que desea consumir.
  • Se mejora la experiencia de usuario al entregar de manera rápida y efectiva el contenido.
  • Reduce la taza de rebote al promover con la velocidad la permanencia en la web.
  • Disminuye la cantidad de peticiones y se hace un cacheo efectivo de recursos.
  • Al mejorar la experiencia de usuario y la velocidad de carga, influye positivamente en el posicionamiento web (SEO).

¿Cómo implementar lazy loading?

Primero que todo debes considerar que el lazy loading debe implementarse en contenido que no sea esencial, es decir aquel contenido que no sea indispensable para que el usuario entienda de que va la página. Por ejemplo, las imágenes y videos que no aparecen en una primera vista suelen agregarse dentro de los elementos de carga diferida.

¿Por qué tenemos que considerar cuáles elementos son indispensables? Porque si le agregas el atributo a contenido esencial, los buscadores no detectarían esta información, pudiendo afectar negativamente el SEO.

Implementarlo con plugins en WordPress es sencillo. Basta con instalar el que consideres el más adecuado y activarlo. Algunos cuentan con configuraciones que especifican qué tipo de elementos se cargaran de forma diferida (imágenes, videos, iframes, etc). Debes seleccionar los que consideres oportunos.

Los plugins que recomiendo son los siguientes:

WPRocket

Este es un plugin multipropósito que se encarga de optimizar técnicamente el SEO de tu sitio web. Dentro de sus múltiples opciones se encuentra la carga diferida de contenido. Este es quizás el gran «pero» de WPRocket, ya que por la cantidad de opciones que ofrece puede llegar a confundir un poco, aunque resulta también ventajoso al no requerir plugins adicionales.

Sin embargo este plugin no es gratuito, por lo que para disfrutar de todos sus beneficios se debe hacer un pago por él.

A3 Lazy Load

Un optimizador popular entre usuarios de WordPress. A3 Lazy Load nos entrega cargas diferidas que nos permiten reducir por mucho el tamaño del sitio web. Tiene como ventaja que las imágenes se reducen considerablemente de tamaño.

BJ Lazy Load

Es uno de los más usados en WordPress, y actualmente es usado por más de 70.000 sitios web. Es fácil de configurar, ya que solo se necesita instalarse y activarse, y por defecto ya todas las opciones de carga diferida se encuentran seleccionadas y activas.

Smush

Un plugin bastante sencillo de configurar. Solo necesitas instalarlo, activarlo y configurarlo en la opción Escritorio >> Carga Diferida. También ofrece otras opciones en la versión pro como CDN, conversión a WebP y otras opciones que son de gran ayuda para mejorar la velocidad de carga del sitio web.

Deja un comentario

Ir arriba