El éxito de las tiendas virtuales está en adaptarlas a las exigencias que día a día son mayores en la web. Y es que hay que tener en cuenta que, más que mostrar un producto, tu objetivo mayor será vender, y debes contar con un e-commerce optimizado para ello.

Aquí explico a rasgos generales que debes tener en cuenta para que las tiendas virtuales estén optimizadas para lograr resultados.

La Plataforma: Woocommerce de WordPress, Shopify, Prestashop

prestashop ejemplo

Imagen: Web de Prestashop

Un factor clave para crear una tienda virtual es la plataforma en la que basarás tu e-commerce. Existen varias opciones en el mercado, como las open-source Woocomerce de WordPress o Prestashop, opciones gratuitas con las cuales puedes crear con facilidad el sitio web, o versiones pagas como Shopify, con la cual debes pagar una mensualidad (o anualidad si así lo decides).

La mejor opción es Prestashop. Es una de las más usadas, y es gratuita. Sin embargo, esto no significa que no debas en algún punto pagar por algunas adiciones. Por ejemplo, si deseas una plantilla premium, debes pagar por ella, o si quieres agregar una funcionalidad mediante un plugin como por ejemplo AMP, también te encontrarás con algunos pagos.

Lo positivo de Prestashop es que es una plataforma pensada para e-commerce, a diferencia de Woocommerce, el cual es un plugin que adapta a WordPress para crear una tienda virtual. Cabe aclarar que Woocommerce también es una buena opción para nada despreciable.

Independientemente de cuál elijas, lo importante es crear el e-commerce optimizándolo al máximo con lo que describiré a continuación.

Un diseño pensado en tus clientes

Diseña tu e-commerce adaptado a los dispositivos

De nada te sirve una tienda virtual si no se adapta a los distintos dispositivos. Puedes crear tiendas virtuales que se presenten muy bien en escritorio, pero si en móvil corre pésimo, entonces tu trabajo estará a medias.

Crea tiendas visrtuales responsive que se adapten a los diferentes dispositivos o invierte en tecnologías como AMP o una AppShell (diseño que simula una aplicación para celulares).

Minimiza la frustración

Ya que hablo de diseño pensado en los distintos dispositivos, es clave evitar la frustración del usuario. Por ello, es importante pensar en la velocidad de carga. Procura que cargue en al menos tres segundos todas las secciones de tu página y productos. Más allá de ese tiempo, el usuario puede frustrarse y sencillamente buscará irse a otra tienda, y claramente esto no te conviene.

También es importante eliminar la frustración mediante un diseño centrado en el usuario, para que este no se pierda en tu tienda virtual. Evitar procesos largos, formularios extensos, saber ubicar en órden de relevancia y priorizar la información.

Productos bien descritos y etiquetados

Todos tus productos deben estar perfectamente etiquetados, o de lo contrario el usuario va a empezar a desconfiar en la plataforma. También es clave que estos posean descripciones detalladas de las características del producto como dimensiones, material, funcionalidades, etc. En el caso de productos digitales, también deben contar con descripciones detalladas del producto que se va a adquirir.

No agregues tantos pasos para concretar una compra

El proceso de compra debe ser lo más limpio posible. Por eso es clave que no agregues demasiados pasos para concretar una compra. Un formulario de compra debe tener estas características:

  • Que la información pedida sea concreta y no tenga preguntas innecesarias
  • Llamados concisos, claros y fáciles de encontrar.
  • Que el formulario acompañe al usuario, informando qué datos son necesarios, si la información es correcta y para qué se usará.

Las formas de pago: La diversidad es un plus

Nada más frustrante entrar a las tiendas virtuales y notar que están amarrados a una sola forma de pago. Si te casas con Visa ¿Qué pasará con los usuarios de MasterCard? Por eso, busca la forma de incluir la mayor cantidad de opciones de pago posibles. De este modo cubrirás un universo más amplio de clientes.

El SEO en tiendas virtuales

De nada te sirve una tienda virtual si no es fácil de encontrar en buscadores. Trabaja en el SEO de cada una de las secciones y productos para que los usuarios los encuentren con facilidad.

Estrategia de Contenidos

No basta con optimizar tus artículos en SEO. También es importante impulsarlos mediante contenidos de calidad, que sean de interés para tu cliente final y que permitan madurarlos, desde el principio del embudo hasta las posteriores etapas de compra y fidelización.

Crea una ruta de trabajo para construir esos contenidos que ayudarán a enrriquecer tu e-commerce e incorpóralo en una estrategua inbound robusta y a la que puedas hacerle seguimiento.

Las redes sociales

Las redes sociales son grandes aliadas para los e-commerce. Por esta razón es clave contar con una estrategia de redes sociales para optimizar los resultados. Una buena estrategia de contenidos, de publicidad paga y otras estrategias de visibilidad en la web, te pueden ser muy útiles para convertir mejor.

Ten presente que si se incluyen las redes sociales para visibilizar las tiendas virtuales, es importante que estas cuenten con objetivos concretos y tengan una planeación estratégica, o de lo contrario drenarán tu presupuesto publicitario y no convertirás de la forma que quieres.

¿Tienes una tienda virtual? Empieza a revisar qué te hace falta para optimizar y lograr mejores resultados con ella. Si no cuentas con una y piensas crearla, te recomiendo consultar con mis amigos de WebdeUnaVez para que te asesore en el asunto.

Cristian Vanegas

Cristian Vanegas

Comunicador social egresado de la Universidad del Cauca, especialista en Comunicación Multimedia de la Universidad Sergio Arboleda. Social Media Manager, Estratega SEO y Realizador Audiovisual.

Deja un comentario